i'm too sad to tell you, 2020.

un pañuelo desechable con lágrimas que derramé durante una acción en el MoMa de Nueva York.