1000 veces NO, 2018.

1000 tarjetas con la palabra NO impresa por ambos lados. Se activa siendo repartida en lugares donde se exhibe y consume arte entre los agentes que juegan dentro del rally del mismo: artistas, galeristas, curadores, maestros de arte, coleccionistas, agentes culturales y visitantes de los recintos. 

 

La obra niega de forma sutil el contenido, las dinámicas y los agentes del circuito mientras que circula dentro del mismo. La obra se legitima a partir de la negación de otro. 

 

La obra es parte de una serie más grande de palabras que niegan cosas, acciones o situaciones: NADA, NADIE, NÚNCA.